Antonio de Pereda
Naturaleza muerta, 1652
Barroco, Óleo sobre lienzo. 94×80
Museo del Hermitage, San Petersburgo